Atapuerca y los medios de comunicación

Tesis portada foto

Los yacimientos de Atapuerca están declarados Patrimonio de la Humanidad y son claves en el estudio de la evolución humana. Pero, más allá de los hallazgos científicos, tras dos décadas informando sobre ellos y una tesis doctoral, puedo afirmar que se han convertido, también, en un ejemplo de comunicación, divulgación y socialización de la ciencia.

Los periodistas burgaleses vamos desarrollando a lo largo de los años, campaña a campaña, una cierta especialización en evolución humana. El Homo Antecessor se ha convertido en un habitual de nuestras crónicas y hablamos de más de un millón de años de antigüedad con la misma naturalidad que relatamos que nuestros antepasados más lejanos practicaban el canibalismo.

Las grandes investigaciones científicas que rodean cada hallazgo aparecen en las revistas especializadas de mayor prestigio pero, además, el equipo director de Atapuerca, Eudald Carbonell, Juan Luis Arsuaga y José María Bermúdez de Castro, ha conseguido que la información llegue también a la sociedad en general, al ciudadanos de a pie, a través de los medios de comunicación.

En este sentido, se cuenta con los periodistas especializados pero, también y de forma muy directa, con los más próximos a los yacimientos, los profesionales burgaleses que vamos contando todo lo que ocurre en los yacimientos y, más recientemente, en el denominado “Sistema Atapuerca” que abarca el Museo de la Evolución Humana, el CENIEH y el CAREX.

Los codirectores son la cara visible y accesible de los yacimientos, el sistema Atapuerca genera una actividad permanente sobre la que también se informa y, en conjunto, consiguen una presencia estable a lo largo del año en los medios de comunicación y, también, en las redes sociales. La importancia de los hallazgos no es extrapolable a otros yacimientos o museos pero sí se puede aprender mucho de sus estrategias de comunicación que analicé en mi tesis doctoral, dirigida por Miguel Moreno y Ana Calvo, e iré desgranando en este espacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *